domingo, 2 de marzo de 2008

Nos vamos tranquilos a la cama.Depor 2- 1Sevilla.

Partido importante para las dos escuadras el que se jugaba la noche de este sábado en Riazor. El Sevilla, cargado de moral tras su exhibición de la pasada semana, podía marcharse de la Coruña en puestos ‘Champions’. Mientras que el Deportivo, en franca mejoría, había preparado el choque a conciencia para hacer lo propio en su liga particular, salir de la quema del descenso.

Finalmente fueron los gallegos los que se alzaron con un nuevo triunfo en casa, donde suman cuatro jornadas invictos, y es que, como decíamos en la previa, el Estadio del Deportivo se está convirtiendo en un fortín difícil de asaltar.

No obstante, el demérito del Sevilla también tuvo que ver. Las múltiples ocasiones desaprovechadas en la primera mitad, la sempiterna falta de contundencia en las jugadas a balón parado y quizá la proximidad del importantísimo choque ante el Fenerbaçe, tuvieron mucho que ver en la derrota visitante.

La primera mitad comenzó como se preveía, con un claro dominio hispalense. Luis Fabiano, Capel y Keita se quedaron en el banquillo, pero el equipo no sintió demasiado su ausencia. Koné estuvo muy activo y es un jugador francamente recuperable, aunque lejos del nivel del pichichi, Lolo suplió con solvencia el hueco en la defensa y Maresca, como cada año, muestra su mejor juego cuando comienza a llegar la hora de la verdad. Tan solo Duda hizo que todos echaran de menos al pequeño y explosivo Capel.

Las ocasiones fueron muchas para el Sevilla, Koné en tres ocasiones y Duda en otra tuvieron en sus manos el 1-0. Riazor olía el gol blanco.

Y así fue, a los 25 minutos, cuando Maresca encontró el hueco para asistir a Kanouté, que la mandó al fondo de la red de Aouate. Siendo rigurosos, el gol no debió subir al marcador por una ligerísima, pero indudable en la repetición, fuera de juego del de Mali.

La respuesta gallega llegó con un envenenado centro de Filipe que obliga a emplearse a Palop.

El empate coruñés no tardó en llegar. Muñiz Fernández, que ya se equivocó en el tanto del Sevilla, se inventó un penalti sobre Maresca. Sí, leen bien, fue Bodipo quien claramente derribó al italiano en el área hispalense, pero el colegiado lo vio al revés y otorgó la pena máxima al Depor, no se lo pierdan.

El sueco Wilhelmsson, el mejor del partido tras Lafita, pone las tablas batiendo a Palop con un lanzamiento ajustado a la izquierda.

La pizarra de Lotina decidió el partido

Finalizó la primera parte sin demasiado fuelle, el que nunca tuvo el Depor y el que el Sevilla fue perdiendo con los minutos.

Jiménez trató de rectificar dando entrada a Luis Fabiano, pero sacando del campo a Kanouté.

Las ocasiones, sueltas, llegaron por ambos lados, pero ninguna con demasiado peligro.

La pizarra de Lotina fue la que finalmente decidió el partido. En el minuto 66 Antonio Tomás saca una falta en corto hacia Filipe, quien asiste a Lafita en el primer palo, para que sorprenda a su marcador y a Palop. Precioso el gol de estrategia de Lafita, justo premio al mejor jugador del encuentro.

Hasta el final poco más. Jiménez lo intentó sacando a Capel por un negadísimo Duda, pero el Deportivo jugó con cabeza y supo llevarse tres puntos de oro que le sacan momentáneamente del descenso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen posteo, y un gran partido. Un abrazo.

www.mundofutboleroblog.blogspot.com

futboltotal92 dijo...

Gran victoria del Depor ante el Sevilla. Esta muy bien tu blog, te interesaría hacer un intercambio de links??

http://futboltotal92.blogspot.com/

Saludos!